RSS

“Gay” = “Maricón”

27 Ene

La palabra “gay”, es una palabra de origen inglés que traducida al idioma español, quiere decir “homosexual”, y homosexual, significa (según el diccionario de la RAE): 1. adj. Dicho de una persona: Con tendencia a la homosexualidad. U. t. c. s.
2. adj. Dicho de una relación erótica: Que tiene lugar entre individuos del mismo sexo.
3. adj. Perteneciente o relativo a la homosexualidad.
A su vez homosexualidad, significa según la RAE: 1. f. Inclinación hacia la relación erótica con individuos del mismo sexo.
2. f. Práctica de dicha relación.
Pues bien, en el Perú, en el albur criollo o en el lenguaje utilizado por el pueblo, a un o una homosexual simplemente se le dice: a él “maricón” y a ella “maricona” o “machona”.
De modo que no entiendo por qué se ha armado tanto escándalo, porque un curita pidió que en vez de decirle a un homosexual; “gay”, se le diga simplemente “maricón”, porque simplemente eso era, un “maricón” dicho en el idioma español.
Lo que sucede es que la comunidad homosexual peruana o mejor dicho la comunidad maricona peruana, caracterizada por su huachafería chola con falta de originalidad, imita las cosas que hacen y dicen la mariconada gringa. Porque la palabra “gay” suena mejor, es más “in” y es más “fina”, que decir “maricón”, que es una palabra que suena más fuerte y vulgar, además es una palabra más “tosca” o poco “fina”.
Me ocupo de éste tema, no porque me interesen las “mariconadas” de los maricones peruanos o de otra parte del planeta, sino simplemente porque es un interesante fenómeno de “identidad” típico que se presenta en muchos aspectos en todas las esferas sociales de todas las condiciones económicas. El maricón de Lima, el maricón de Tabalosos o de cualquier punto del país, ahora se molesta porque se le señala como “maricón”, pero si le dices “gay”, levanta el poto, se menea y pone cara de felicidad.
Lo mismo sucede con el/la joven profesional de éxito peruano, que levanta la barbilla cuando se le dice que es “yupee” (no sé si se escribe así, pero se trata de la comunidad a la pertenecen los/las jóvenes profesionales de éxito norteamericanos).
Ojala que esta vez no se me tilde de homofobo por ocuparme nuevamente de los maricones, contra los cuales no tengo absolutamente nada, excepto cuando su conducta y su comportamiento se sale de los esquemas permitidos por una sociedad sana y normal.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en enero 27, 2011 en Opinión

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: