RSS

Perú…¿País indiferente a la violencia?

18 Jun

Cuando un ser querido sufre o ha sufrido un ataque violento de parte de otra persona, ocasionándole un daño irreparable o la muerte, los familiares más  cercanos de la víctima, lo único que desean es ver muerto al atacante o que éste sufra mil veces más que la víctima.

Este sentimiento yo lo comprendo porque es una reacción natural del ser humano frente a la violencia a la que uno mismo y nuestra familia más querida está expuesta. Sin embargo… ¿estará bien que uno abrigue ese sentimiento o tenga esa comprensión y acepte el “ojo por ojo y el diente por diente”?

Hablar o escribir sobre la muerte obligada siempre es doloroso, porque produce una serie de sentimientos encontrados, sobre todo cuando se trata de una muerte que debe producirse por la determinación de una ley que establece que ésta se produzca por haber cometido un determinado delito. Es decir “la pena de muerte”.

Mis principios religiosos no me permiten aceptar la pena de muerte y muchas veces tengo que arrodillarme y pedir perdón, tengo que cambiar de actitud, es decir arrepentirme de abrigar esos sentimientos cuando me pongo en el papel de la víctima o de sus  familiares. Pero soy muy respetuoso de las leyes; si en el Perú hubiese una Ley que condene a muerte a un delincuente criminal; yo sería el primero en respetarla porque es simplemente, una ley.

Escribo esta nota porque me llama profundamente la atención que en el Perú, a pesar de ser un país donde hoy existe la más descarnada violencia, igual a la que existe en cualquier otro país, pero especialmente en U.S.A.; se haya abolido y hoy no exista en el Perú,  la pena de muerte. Sin embargo, hoy en el Estado de Utha de los E.E.U.U., el estado con el mayor índice moral y religioso, se ha producido un  fusilamiento; se ha fusilado a un criminal confeso, 25 años después de haber sido condenado, dándole inclusive la oportunidad de escoger entre morir fusilado o morir mediante la inyección letal.

Se dice de éste criminal que: “Era un caso de alguien que tuvo una infancia horrorosa. Su educación fue descuidada desde los dos años, esnifaba pintura y pegamento desde los seis, fue abusado física y sexualmente, y desarrolló problemas de índole psiquiátrico”; sin embargo se le juzgó, condenó y se hizo cumplir la sentencia aplicada. Esto ocurre en el país que es la primera potencia en todos los aspectos, yo pregunto ¿porqué no puede ocurrir lo mismo en nuestro país?, ¿somos extraterrestres, ignorantes, salvajes, seres sin sentimientos, fanáticos religiosos, brutos, sumamente inteligentes? o ¿simplemente indiferentes a la violencia?.

foto: http://www.panoramadiario.com/uploads/pics/Carcel_najayo_06.gif

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en junio 18, 2010 en Opinión

 

Etiquetas: , , ,

Una respuesta a “Perú…¿País indiferente a la violencia?

  1. Luis Fernando

    junio 21, 2010 at 6:00 pm

    Concuerdo contigo. No podemos reducirlo todo al Talión. Hemos superado, al menos en teoría, las remotas épocas de la justicia en propia mano y para ello hay leyes que nos distancian de convertirnos en criminales por ‘vendetta’. El propio concepto jurídico de ‘pena’ acogido unánimente involucra ‘resocialización’. A un muerto ya no hay nada qué resocializarle. O es muerte o es ‘pena’, y en este último caso, jamás puede ser muerte.

    Saludos

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: